+57 1 3004154749 | Contacto

Prepara tu propio champú en casa – Método No Poo

Prepara tu propio champú en casa – Método No Poo

Con este post voy a inaugurar una serie de artículos sobre el método de lavado conocido como “no poo” ¿Adivinas qué quiere decir?

No Poo: ¡No shampoo!

Pero esto no quiere decir que no te vayas a lavar el cabello, claro que debemos lavar el cabello, pero, con productos 100% naturales y preparados en casa; básicamente se excluyen todos los champús comerciales.

Este es el método no poo.

Mi experiencia con el método No Poo

En casa iniciamos con esta filosofía para el cuidado del cabello hace año y medio aproximadamente. Así que puedo hablar del tema por experiencia y desde una perspectiva personal.

cabello saludableLa verdad solo he observado ventajas en el uso de champús naturales, para empezar, es más económico, aunque eso no es lo mejor, lo satisfactorio del proceso es que realmente mi cabello está más saludable, desapareció el típico frizz que salía recién me lavaba el cabello (creo que esta es mi parte favorita), permanece siempre suave y brillante.

Mi cabello siempre ha sido graso, aún lo es, pero al menos ahora se ensucia menos rápido, pasé de bañarlo 3 veces por semana a solo 2, la verdad me ha encantado y por nada del mundo volvería a usar champú tradicional.

He leído que, a algunas personas que utilizan el método no poo, el cabello les crece “aceleradamente”; les confieso que esa ventaja no la he observado en mi caso particular, el cabello me sigue creciendo igual, al ritmo de siempre.

Bueno, ahora sí a la parte práctica ¿Cómo me lavo el cabello?, existen muchas variantes naturales que son sustitutos del champú, voy a empezar por mi favorita: yema de huevo.

¿Qué vas a necesitar?

Ingredientes para el champú natural

  • Una o dos yemas de huevo, depende el largo del cabello
  • Una cucharada de miel (Opcional)
  • Agua
  • Romero, tomillo, manzanilla, cola de caballo (Una o varias de estas hierbas, yo uso romero porque mi cabello es oscuro, tomillo porque es graso y cola de caballo porque quiero que crezca muy rápido)
  • Recipiente, yo uso un frasco plástico de los que venden para salsas.

La elección de la hierba aromática es según tu color y tipo de cabello. Todas son muy buenas y tienen efectos positivos sobre el cuero cabelludo.

Una opción es usar solo romero para cabello oscuro y manzanilla para claro, así proteges el color.

La miel es opcional, yo la uso unas veces sí, otras no. Lo que debes saber es que no es necesaria para que el cabello quede limpio.

Preparación del champú natural casero

Yema de huevo para el cabello

 

Vamos a preparar solo la cantidad de champú a usar en una aplicación.

– Primero prepara la infusión con las hierbas de tu elección (romero, manzanilla, etc).

– Deja reposar (para el champú vas a usar medio pocillo de infusión)

– Una vez este fría, agrega al recipiente la infusión filtrada (sin las hierbas, solo liquido), la yema de huevo y la miel.

– Agita vigorosamente.

¡Ya tienes tu champú!

Si también quieres usar un acondicionador natural casero, aquí te enseñamos cómo:

Acondicionador Natural con Vinagre de Manzana

Cómo aplicar el champú natural casero

Usa como normalmente utilizas el champú y el acondicionador salvo por las siguientes recomendaciones:

  • Aplica el champú natural con el cabello seco. También se puede húmedo, pero esta es mi sugerencia, siento que es más fácil de esta manera.
  • Por nada del mundo uses agua tibia o caliente, te puede quedar una deliciosa tortilla en el cabello. Usa solo agua fría para retirarte el champú.
  • No olvides dar masajes ligeros por todo el cuero cabelludo para limpiar y estimular la circulación. Esto no tiene que durar más de 5 minutos, a menos de que así lo prefieras.
  • Puedes retirar una vez realices el masaje.
  • Si tengo tiempo yo lo dejo por 10 minutos extra como tratamiento. Reitero, esto es opcional.

Otras alternativas del método no poo requieren un periodo de adaptación o desintoxicación del cabello, tal como el champú con bicarbonato (en otra entrada les contaré mi experiencia con esta opción), pero la receta con yema de huevo no, es decir que desde la primera lavada vas a sentir y ver los magníficos resultados.

Espero que te aventures a probar este champú natural y muy casero y que su uso le traiga tantos beneficios a tu cabello como le ha traído al mío.

Si tienes alguna inquietud no dudes en comentar y si lo usas, por favor dinos que tal te ha ido.


 

Sabemos lo difícil que es estar al día con todas las páginas que te gustan, así que inscríbete y te enviaremos todos los artículos y productos nuevos directamente a tu correo electrónico.

Ahora es tu turno

Si te ha parecido útil esta información, no olvides compartirla con tu familia y amigos.

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito